¿Cómo ayudo con los deberes de mis hijos?

Los deberes escolares pueden ser una de las fuentes de conflicto cotidiano más frecuentes entre padres e hijos. En su libro "The art of successfull Parenting" S. Mitra sugiere que los chicos tienden a postergar el hacer deberes escolares lo más que pueden, que pondrán todas las excusas que se les ocurra y que intentarán dejar todo para último momento. Según la autora, los padres nos sentimos frustrados frente a este tipo de comportamiento y tendemos a enojarnos con facilidad.

¿Cómo ayudo con los deberes de mis hijos? - Thinkstockphoto¿Cómo ayudo con los deberes de mis hijos? - Thinkstockphoto

Muchas veces los chicos ven la tarea escolar como una carga, trabajo extra innecesario y algo que les quita tiempo de ocio para hacer lo que quieren hacer. La tarea no es en ninguna medida todo eso, los padres sabemos que las tareas escolares constituyen actividades destinadas a:

- Poner en práctica habilidades que se perfeccionan con el ejercicio (como leer y escribir)
- Construir de a poco la noción de responsabilidad
- Desarrollar la capacidad de ser independiente en el hacer
- Establecer canales de comunicación entre los padres y lo que los chicos hacen en clase

La tarea escolar es así algo que tiene valor en si mismo y, ajustada en demanda de tiempo y esfuerzo, puede ser constructiva para los chicos.

¿Cómo saber si la tarea que mi hijo recibe es mucha o desproporcionada a su edad?

Los chicos necesitan tiempo de ocio. Al volver del colegio debieran descansar un rato, tomar su merienda, disfrutar un poco de alguna actividad y sentarse a cumplir con su responsabilidad. A medida que crecen las tareas aumentan pero nunca debieran obstaculizar la posibilidad de que los chicos jueguen, descansen, hagan simplemente nada con su tiempo libre, y tengan la posibilidad de pasar un rato con amigos.

Los colegios dan tarea porque son buenas para desarrollar habilidades. Los padres apoyamos a nuestros hijos cuando deben hacerla porque somos responsables de que desarrollen sentido de la responsabilidad y el valor del esfuerzo.

Mitra dice que "padres y maestros deben ser socios en la generación de hábitos saludables en relación a las tareas escolares realizadas en casa". Los docentes deben explicar a los chicos el valor y la importancia de la tarea.   Los padres a su vez debemos estimular la actitud positiva frente a las tareas escolares. Explicar a los chicos que las tareas representan la oportunidad de desarrollar habilidades que son importantes para el futuro y la autonomía.

Lógicamente para que ello sea posible los padres deben creer que ello es así. Antes de opinar abiertamente sobre el valor negativo que una tarea escolar tiene frente a sus hijos, los padres deben reflexionar acerca del valor positivo que la tarea tiene en si misma. Cuando la tarea es ajustada a la edad de los chicos simplemente colabora con su desarrollo.

Los docentes tienen la responsabilidad de asegurarse que las tareas no representan trabajo exagerado y son adecuadas a la edad de los chicos. Los padres la responsabilidad de que los hijos las cumplan.

Mitra propone claves para ayudar positivamente a los chicos en la realización de sus tareas:

1) Debemos transmitir la idea de que la tarea es responsabilidad de ellos y no nuestra. Aunque los ayudemos en su realización, los chicos deben comprender que es su responsabilidad

2) Es importante otorgar claves físicas que colaboren con el desarrollo de hábitos que faciliten el hacer los deberes: un lugar fijo para hacerlos, luz y claridad en el espacio elegido, materiales necesarios y organización de la actividad (a medida que los chicos van creciendo esto último puede ser llevado adelante por ellos mismos). Debemos enseñar a los chicos a planificar el cómo hacer la tarea. Buscar todo lo que necesitan, dar un paneo general, estimar el tiempo, sentarse a trabajar y revisar lo hecho

3) Leer con los chicos las consignas y chequear que las entiendan

4) Apoyarlo moralmente y dar feedback positivo a medida que trabaja

5) Transmitir la idea de que, aún las tareas que no son divertidas o revisten poco interés, constituyen una responsabilidad

6) Enseñarles a hacer primero, los ítems más difíciles, consumidores de tiempo o menos interesantes

Estos consejos resumen la idea con la que abrimos el blog: la tarea es una responsabilidad que colabora con la construcción de hábitos asociados a la autonomía y responsabilidad. Todo aquello que digamos sobre la tarea dará a nuestros hijos información para apreciarla, tolerarla o evitarla. Es nuestra responsabilidad colaborar con la gestación de la capacidad para cumplir con las obligaciones asociadas a la tarea cotidiana, valorar el esfuerzo y la dedicación y orientar a nuestros hijos hacia el desarrollo de hábitos que serán invaluables en su vida futura.

REFERENCIAS:

Mitra. Sh. (2000) The Art of Successful Parenting. Pustak Mahal.

Quizás te interese:
Juego y maternidad
La escuela y el aprendizaje
Tengo un hijo con problemas de conducta

Cargando...